Delirio, enfermedad mental construida y la psiquiatría como policía de la Norma

“Recuerdo haber pensado en una oportunidad que los esquizofrénicos son los poetas estrangulados de nuestra época.”
David Cooper, Psiquiatría y antipsiquiatría (1967)

Antes que todo será necesario aclarar que cuando hablamos de delirio no le estamos dando un sentido psiquiátrico a la palabra, utilizamos el término simplemente para el entendimiento del lector, nos referimos con esté al conjunto de cuestiones que el loco experimenta en sus viajes. El delirio es el principal soporte psiquiátrico de las patologías construidas como: esquizofrenia y psicosis, no por nada en el DSM-V establece las “ideas delirantes” y las “alucinaciones” como los primeros síntomas para reconocer estas supuestas “enfermedades mentales”. En respuesta a esto como primicia de resistencia cuestionamos la construcción de “idea delirante”, puesto que se configura como aquello que sale de la Norma y de la Razón, traducida esta ultima en la suma de entendimientos a partir consensos cognitivos, políticos y sociales que se establecen y producen principios y verdades -haría falta leer a Kant al respecto-, pero que tiene un fracaso y una falacia evidente en su construcción de origen, puesto que no hay verdad ni realidad única, son ficciones políticas, tiránicas y normalizadoras en el fin de construir está Razón, por lo cual es también funcional con lo primero: la Norma, como productora de verdades; ficciones políticas que configuran la Razón. Entonces lo que la psiquiatría objetiva como “síntoma: idea delirante” de una “enfermedad” puede ser cualquier producción de subjetividad o deseo disidente a los dos soportes de los que el psiquiatra es policía: la Norma y la Razón, ejemplo notable e histórico de ello es la interpretación psiquiátrica de la invención como identidades –y no prácticas sexuales- de la homosexualidad y heterosexualidad para diferenciar desde la institución médica-disciplinaria lo “sano” con lo “patológico”. A pesar de que la palabra “homosexual” fue inventada por el escritor húngaro-austriaco K.M. Kertbeny en 1869, un año más tarde –como dice Michel Foucault(1)- el psiquiatra Carl Westphal objetivo la homosexualidad como “enfermedad mental”(2) y lo declaró ser patología a tratar-curar, cuestión que se mantuvo hasta 1973 cuando debido a la presión social al respecto, la Asociación Psiquiátrica Americana (APA) quitó el cuadro diagnóstico del DSM-III, lo que es considerado la “cura” más rápida de la historia médica de una “enfermedad mental”, ¿y por qué?, porque no había enfermedad, sino un régimen político heterosexual y una patología construida a partir de una práctica sexual, para soportar ese régimen primero. Lo mismo es aplicable de forma análoga para decir que el hecho de que la psiquiatría objetive como “idea delirante” o “comportamiento catatónico” cualquier idea y comportamiento fuera la Norma para soportar la construcción de la esquizofrenia o la psicosis tiene base política y no científica. En el caso de las alucinaciones visuales o auditivas se puede argumentar de la misma forma que sobre “idea delirante”, ¿qué es la alucinación?, nuevamente: lo que escapa de consensos cognitivos, ¿son esos consensos lo “sano”?, puede ser en términos políticos de “bienestar” para el fascista, pero no científicos. Por lo cual no hay enfermedad a partir del delirio.

Michel Foucault por sí mismo (2003)

Michel Foucault por sí mismo (2003)

Como enemigos de la Razón y la Norma hegemónica postulamos que en cuestionar los consensos sociales, convenciones políticas y especialmente cognitivas recae una reivindicación antipsiquiátrica de locura. El delirio en conclusión es preocupante para los despliegues de poder porque reabre una linea de fuga a una convención cognitiva, a una tiranía, un desvío de lo normativo.

Escrito por Colectiva Antipsiquiatría.
antipsiquiatria@riseup.net

Bibliografía:

(1) . La Historia de la Sexualidad, Vol 1: La voluntad del saber, Michel Foucault (1979)
(2) . Sentimiento Sexual Contrario, Carl Westphal (1870)

Anuncios

2 pensamientos en “Delirio, enfermedad mental construida y la psiquiatría como policía de la Norma

  1. En el articulo se enuncia acerca de la Razón; ” En respuesta a esto como primicia de resistencia cuestionamos la construcción de “idea delirante”, puesto que se configura como aquello que sale de la Norma y de la Razón, traducida esta ultima en la suma de consensos cognitivos, políticos y sociales que se establecen y producen verdades, pero que tiene un fracaso y una falacia evidente en su construcción de origen, puesto que no hay verdad ni realidad única, son ficciones políticas, tiránicas y normalizadoras en el fin de construir está Razón, por lo cual es también funcional con lo primero: la Norma, como productora de verdades;”
    Hay que distinguir, y es importante, que la razón no es una convención política, aunque puede que la norma sí. No tiene sentido asirse en contra de la razón porque es está la que permite que nos entendamos como personas, de otro modo entonces solamente somos personas aisladas que no entienden lo que el otro quiere decir. Eso nos lleva al segundo punto. Relativizar la verdad, es grave para todas las partes, puesto que yo bien puedo aseverar que este articulo es una “verdad” que no vale fuera de quien este de acuerdo con él, pero eso ya es una contradiccion! Si es “verdad a medias” o “verdad para algnos”. Simplemente no es verdad! Es claro que el estado promueve falsas premisas, pero a menudo lo elevan a algo omnipresente, casi lo divinizan cuando le dan el alcance de dirigir la verdad y la razón!
    Las cosas no son así, deben existir verdades que sean universales, debe de existir algo con lo cual las podamos alcanzar, este medio debe ser de cada uno, no como un medio de control de alguien que lo domina, si no como parte de cada uno como autoconciencia! Porque además estan desvirtuando que cada uno debe saberse a sí mismo, eso es indispensable si quieren pensar en un mundo en que no quepa un estado. De otro modo lo que hacen es reemplazarlo con ideas que van en contra de todo y eso es tambien un sinsentido, porque por sí mismo lo que dicen ya es algo! e implicitamente deben darlo por verdadero.
    Estas enumeraciones lógicas deben tomarlas en cuenta si quieren seriedad en su ideal, si quieren conformar algo que sea distinto de la porqueria de sistema que tenemos. No se trata de accion sin tomar en cuenta la razón! se trata de que la razón es indispensable para no actuar como animales.

    Me gusta

    • Hola
      La crítica a la metafísica de Kant ilustra con mucha claridad el fracaso de la empresa hacia la verdad. Estamos viviendo con acuerdos finitos (normas), que no aspiran a ser verdad aunque lo empiezan a ser en cuanto las dejamos generalizarse y obviar; dejar de cuestionar.

      En relación a las normas sociales/siquiatricas hoy tenemos acuerdos con fecha de caducidad. Este límite esta dictaminado sistémicamente con todas las normas sociales y en la delimitación acuerdo con la actitud crítica al respecto. No obstante, rechazo la metodología para juzgar el síntoma delirante pues la presión social respecto de la inclusión de la homosexualidad mostró que esta opción no amenaza la integridad humana, ni la esperanza de vida sino que era una concepción herencia del régimen católico imperante. Sin embargo el delirio en los trastornos ezquizo-afectivos no es un cuadro diagnóstico como en ese tiempo lo era la homosexualidad, solo es un síntoma característico de algunos hoy considerados trastornos mentales. Habría que conversar respecto de estos para hacer “la analogía”. Y respecto de estos hay muy poco material disponible en esta publicación.

      El delirio expande magníficamente la experiencia estética, sin embargo se puede mostrar lo bello de este sin centrar la mirada en lo opaco de su entorno.

      Agradezco el ensayo a la Colectiva Antipsiquiatría. Su visión crítica.
      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s